*Envío gratis por compras superiores a COP $250.000

¿Por qué se dejan los zapatos en la entrada de casa y de dónde viene la tradición?

¿Por qué se dejan los zapatos en la entrada de casa y de dónde viene la tradición?

La tradición de dejar los zapatos en la entrada de casa es algo que se ha mantenido durante siglos en todo el mundo, especialmente en países como Japón, Noruega, Dinamarca, Suecia y otros países de Europa y Asia. Esta costumbre se ha vuelto aún más relevante en tiempos de pandemia, ya que muchos consideran que dejar los zapatos fuera de casa es un punto más de limpieza en las viviendas.

Culturalmente, esta práctica tiene un trasfondo higiénico y se remonta a la antigüedad, cuando las civilizaciones tempranas consideraban los pies como la parte más impura del cuerpo. Según la autora de Feet and Footwear: A Cultural Encyclopedia (“Pies y calzado: una enciclopedia cultural”), Margo DeMello, “cuando regresabas del mundo exterior, te quitabas el calzado porque era la forma simbólica y física de remover las impurezas antes de entrar en la casa”.

En Asia, específicamente en China, el origen de esta tradición probablemente se deba a que las casas se dividían por estancias y patios, lo que hacía que cualquier suciedad o impureza del exterior se trasladara a las diferentes habitaciones. Por lo tanto, se generaron una serie de convenciones para evitar esto, especialmente entre la nobleza, que con el paso del tiempo se generalizó entre toda la población.

En muchos lugares de Asia, incluyendo China, se usan unas zapatillas especiales para estar dentro de casa, y muchas veces se tienen zapatillas separadas para los invitados. En países europeos, como España, la tradición es similar, aunque generalmente no se tienen zapatillas especiales para los invitados.

Esta costumbre también es común en el hinduismo y el islam, donde se suele dejar el calzado fuera de los templos. En zonas montañosas, especialmente donde nieva con frecuencia, las botas también se dejan siempre en la puerta para evitar traer suciedad y barro dentro de casa.

Además de su valor higiénico, dejar los zapatos en la entrada de casa también es beneficioso para los bebés que empiezan a gatear, ya que literalmente se arrastran por el suelo y esto les expone a la suciedad que se acumula en el suelo. También es útil para mantener limpias las alfombras y para proteger el suelo de arañazos y rasguños.

En conclusión, la tradición de dejar los zapatos en la entrada de casa es una costumbre que se ha mantenido durante siglos en todo el mundo y que tiene un trasfondo higiénico y cultural. Esta práctica se remonta a la antigüedad y se ha mantenido en muchos países por razones de limpieza y protección del hogar. Además, desde la pandemia, dejar los zapatos fuera de casa se ha vuelto aún más relevante para muchos, ya que se considera un punto más de limpieza en las viviendas.

Por lo tanto, si aún no lo hacías, es hora de comenzar a dejar tus zapatos en la entrada de casa. Tu hogar lo agradecerá.

 

Dejar un comentario

¿Qué estás buscando?

Haz parte de nuestra comunidad

Nos gusta descansar y queremos que tú también lo hagas. Suscríbete para no perderte nuestras promociones, lanzamientos y mucho más!

Pantuflas Sueco Gris/Rosa

Alguien compró

Pantuflas Sueco Gris/Rosa

10 Minutos En Cartagena

Carrito de compra