¿Necesitas ayuda? +57 319 7084815
*Envío gratis por compras superiores a COP$250.000 o USD$150 si estás fuera de Colombia

BLOG

¿Quieres saber más sobre el sueño? Te invitamos a leer los artículos de nuestro blog

¿SER MAMÁ SI TE PERMITE DORMIR?

Si eres una de esas mamás que no duerme por que ahora estas 24/7 pendiente del cuidado de una personita que no conoce el mundo, este blog es para tí.

Empecemos por aquel dicho que dice que “después de ser mamá nunca más duermes” y si bien hay algo de cierto no podemos generalizarlo del todo.

Las mamás tenemos etapas en las que dormimos menos que otras, si bien nuestros hijos nunca nos dejarán de preocuparnos debemos encontrar un equilibrio de sueño para que esto no se nos convierta en un trastorno grave.

Describiendo la primera etapa de la maternidad incluyendo el embarazo, en la que es demasiado complicado conciliar el sueño ya que nuestros hijos dependen 100% de nosotras; permanecemos en un estado de alerta 24/7. Las noches de sueño interrumpidas por patadas, dolores, llantos, leche y pañales sucios provocan que nosotras no logremos establecer un ritmo de sueño adecuado. Adicional, la depresión postparto no es que ayude demasiado con esta regulación.

Aunque existen métodos que pueden ayudar a muchas mamás hay que tener en cuenta que cada una es un mundo completamente diferente y un método o producto no traerá los mismos beneficios para todas.

Estas son algunas recomendaciones para las mamás que apenas empiezan con su labor.

Ser mamá si te permite dormir
  • Si te encuentras en etapa de lactancia procura extraer tu leche durante el día, para que el padre o la niñera pueda ayudar con la alimentación del bebé durante la noche y tu puedas tener horas más prolongadas de sueño.
  • Si tienes que levantarte en repetidas ocasiones a la cuna del bebé por que llora u otras , revisa y práctica el Colecho puede ser de mucha ayuda en los primero años de vida.
  • Toma siestas durante el día y trata de seguir la rutina de sueño del niño ( si el duerme tu duermes y así recuperas energía)
  • Documéntate sobre los brotes de crecimiento de los niños.
  • Es importante que establezcas rutinas de sueño para ti y para tu bebé. Como por ejemplo: Bañarse antes de dormir, que ambos tengan ropa cómoda y que tu pijama te permita darle pecho, dar masajes al bebé y que alguien te los de a ti. Usa aromaterapia (revisa que los olores que tengas sean aptos para tu bebé) y lo más importante comparte las tareas nocturnas.
  • Ayúdate con compresas oculares para disminuir la pesadez de los ojos a causa del agotamiento.
  • Investiga sobre el ritmo circadiano en los primero años de vida de tu bebé.

Siguiendo con la corriente de los primeros cinco años de vida, podemos establecer que a medida que crecen y se establecen rutinas para sus vidas, las mamás empezamos a descansar un poco más. Sin embargo, llegan otras preocupaciones como el colegio, las tareas, la lonchera y las enfermedades que siguen afectando nuestro descanso. No dejemos atrás la ruleta de emociones que nos genera educar adecuadamente a un hijo y que ellos entiendan que todo lo hacemos con amor para su optimo desarrollo y no en su contra.

Por todo esto, yo considero que las madres somo unas SUPER MAMÁS ya que no es fácil educar en esta generación, pero ojo tampoco es imposible.

Para que un trastorno de sueño en esta etapa de la vida no te coja por sorpresa, te dejamos algunos tips que puedes implementar de aquí en adelante para mejorar la calidad de sueño de toda tu familia

  • Establece horarios para dormir y para despertarse. No solo para ti sino para toda tu familia. Esto ayudará a que los más pequeños comprendan cuál es la hora de dormir y de levantarse.
  • Aléjate de las pantallas cerca de la hora de dormir así evitarás que tu cerebro y el de tus hijos queden activos.
  • Ten un momento de relajación para ti antes de dormir, puedes apoyarte con aromaterapia, compresas o yoga nid­­­­ra.
  • Revisa que tus hijos no duerman después de las 4:00 pm a veces que un niño duerma en este horario altera la hora de dormir de noche.
  • Realiza actividades lúdicas durante el día a que los niños quemen energía y así estén preparados en la noche para dormir.
  • Lee cuentos a los niños y lee cosas para ti, esto ayuda a que tu cerebro se relaje y entre en modo de reposo.
  • A medida que los niños van creciendo, habla con ellos sobre sus gustos en las rutinas e incluye algunas que ellos consideren relajantes para su vida.

Finalizado con el dicho con que abrimos este blog, consideramos que no es del todo cierto ya que algunas de nuestras recomendaciones seguro te servirán. Podríamos quedarnos en una lista enorme pero como mencione antes, todas somos mamás diferentes.

Te invito a que estés pendiente de la segunda parte de este especial ¿ MAMÁ TU SI DUERMES? ya que además de ser mamás también somos hijas y nuestras mamás también requieren de nuestra atención.

RECUERDA ERES UNA SUPER MAMÁ Y TODAVÍA ESTAS A TIEMPO DE CAMBIAR TUS HÁBITOS DE SUEÑO.

Conoce sobre nuestros más de nuestro productos y servicios hay unas charlas especiales para mamás.